Seleccionar página

El Ejército de Estados Unidos ha impartido una orden que ha dejado a millones de residentes legales sumidos en la preocupación.

Desde ahora el ejército ha dejado de reclutar a inmigrantes que son residentes permanentes y con “green card”.

Esto hace parte de una polémica medida para reforzar la seguridad en las filas sometiendo a reclutas nacidos en el extranjero a mayores y más extremos controles de seguridad.

La nueva política, implementada desde la semana pasada, detiene indefinidamente el reclutamiento que involucre a residentes legales que quieran unirse a la Reserva del Ejército, informó el Washington Post.

La reserva del ejército es un programa que permite a civiles vincularse con el ejercito y recibir entrenamiento militar como cualquier soldado. En ocasiones los miembros de la reserva del ejército son enviados para programas de ayuda humanitaria o a zonas de no conflicto en el exterior.

Por su parte los titulares de tarjetas verdes que buscan convertirse en soldados de tiempo completo siguen siendo elegibles para vincularse al ejército en servicio activo.

Sin embargo ya no pueden comenzar la capacitación y entrenamiento básico antes de que se complete la nueva y más extensa revisión de sus antecedentes legales y penales, un proceso que puede demorar un año o más.

Actualmente hay cientos de inmigrantes que están afectados por estas demoras

Muchos de ellos podrían terminar su permanencia legal en el país sin haber recibido la confirmación de reclutamiento por parte del ejército, dejando su status migratorio a la deriva. Hay que recordar que miles inmigrantes han optado por vincularse al ejército con el fin de obtener una ciudadanía acelerada.

“El comando de reclutamiento del ejército de EEUU ha puesto un congelamiento en el reclutamiento de la Reserva del Ejército por el momento”, escribió Kelli Bland vocero de reclutamiento del ejercito en un correo electrónico al portal MIC.

MIC informó el martes que los reclutadores del ejército en todo el país habían recibido un correo electrónico dándoles instrucciones de no reclutar a ninguna persona con “green card” hasta nuevo aviso.

El Pentágono ha defendido este tipo de medidas últimamente diciendo que son necesarias para prevenir que terroristas y agentes extranjeros infiltren el ejército de EEUU.

Fuente: telemundo.com



George W. Bush: “Parece que el fanatismo se ha envalentonado” en EEUU
La Ley Dream Act tiene un amplio apoyo bipartidista